El pasado día 2 de julio tuvo lugar la firma institucional de un importante acuerdo entre la Fundación Kasparov de Ajedrez para Iberoamérica y la Universidad de Málaga (UMA). Al acto acudió el presidente de la Fundación Kasparov para Iberoamérica, el mexicano Hiquíngari Carranza, y el decano de la Facultad de Ciencias de la Educación, José Francisco Murillo, quien estuvo bien acompañado por Isabel Borda, vicedecana de Relaciones Internacionales y Cultura, una de las principales artífices de este novedoso proyecto de innovación educativa. La rúbrica del convenio tiene como objetivo la formación de profesores de ajedrez y su introducción como herramienta pedagógica dentro de la oferta curricular de la UMA.

La Fundación Kasparov de Ajedrez ha formado ya en México, desde el pasado octubre, a cerca de 4000 nuevos profesores y su misión principal pasa por alfabetizar ajedrecísticamente a millones de niños de Latinoamérica. Para conseguir estos fines la fundación tiene dibujado un plan de expansión en el que España es una parada de importancia estratégica, sobre todo tras la reciente aprobación, por unanimidad, de la proposición no de ley que favorecerá la introducción del ajedrez en todas las escuelas del país .”Queremos el próximo año llegar a España con el seminario y formar al mayor número posible de profesores”, declaró Carranza.

Por su lado, el decano de la Facultad de Educación manifestó que son muchos los profesores de la UMA que están dispuestos a sumarse a este proyecto e impartir clases de ajedrez entre el alumnado. Ahora toca buscar la fórmula adecuada de hacerlo, pero el primer paso ya está dado.

Enlace a la noticia en los medios:

El Mundo

Diario SUR