Crónica del I Congreso de Pedagogía y Aplicaciones Sociales del Ajedrez (VI)

Contamos en este post, bajo la pluma de nuestro socio fundador Manuel Azuaga, una conferencia magistral que arroja suficiente luz sobre los usos terapéuticos del ajedrez, en este caso en el tratamiento de casos de TDAH. La crónica de la conferencia fue escrita el 10 de diciembre y dice asÍ:
Ha querido el destino que termine de escribir esta nueva crónica desde Mérida, ciudad romana a la que acudo para asistir mañana a la I Jornada Nacional de Ajedrez Terapéutico. La jornada ha sido organizada por el Club Linex Magic y  financiada por el Servicio Extremeño de Salud (ver página oficial del Club)Hago esta mención porque uno de los ponentes de mañana será Hilario Blasco-Fontecilla, de quien os iba a hablar precisamente en nuestra serie de crónicas del I Congreso de Pedagogía y Aplicaciones Sociales del Ajedrez que se celebró en Buitrago el pasado junio. De la mano del psiquiatra Hilario Blasco-Fontecilla nos vamos a adentrar en un campo científico innovador, único: el uso del ajedrez como terapia de mejora en los casos de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

Antes de entrar en materia quiero hacer un obligado paréntesis y subrayar el carácter empírico de las investigaciones realizadas, así como mostrar el reconocido y prestigioso currículo profesional del ponente. El doctor Hilario Blasco-Fontecilla es psiquiatra Infanto-Juvenil, experto en psicofarmacología, TDAH, conductas suicidas y trastornos de personalidad. Entre sus numerosos premios y distinciones destacaremos que ha sido galardonado con un premio doble de la European Psychiatric Association y con el Premio al mejor investigador emergente de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica durante el año 2013.


Hilario Blasco en la portada del nº2 de la revista “Ajedrez social y terapéutico” (dic.2013)
En la entrevista que el Club Linex Magic publica en su magnifica revista digital “Ajedrez social y terapéutico”,el propio Hilario Blasco cuenta cómo la idea de su investigación surgió de un modo muy curioso. El doctor Blasco estaba escuchando el programa de RNE1 “No es un día cualquiera”, de Pepa Fernández, donde sabéis que Leontxo García tiene un espacio semanal en el que se habla, cómo no, de ajedrez.
La sección “En jaque” se ha convertido en una referencia de culto entre los aficionados
Ese día contaba el bueno de Leonxo las excelencias y los beneficios que Juan Antonio Montero estaba desarrollando en Extremadura a través de un ajedrez que se volcaba en su función social y terapéutica (ver nuestra 2ª crónica del Congreso). Hablaban de ajedrez en cárceles. Hilario Blasco, oyente fiel del programa, conocía el hecho de que un alto porcentaje de reclusos tiene TDAH, así que tuvo la inspiración y la gran idea de investigar el uso del ajedrez como terapia y herramienta terapéutica en niños con TDAH.
Después de hacer algunas gestiones de carácter científico, se puso el doctor Blasco en contacto con Luis Blasco, presidente del Club 64 de ajedrez en Villalba (vaya por delante que la coincidencia en el apellido es fruto de una azarosa casualidad) para ver si podían iniciar juntos esta investigación. ¡Gran equipo el que formaron ambos!
En su ponencia de Buitrago Hilario Blasco mostró con detalle los principales datos y resultados de este ilusionante proyecto (por lo que aporta al mundo de la psiquiatría y de la medicina) al que bautizaron con el nombre de Jaque mate al TDAH. El estudio contó con la siguiente muestra:
44 niños y niñas (de entre 8 y 16 años) con distintos diagnósticos y severidad de TDAH
 
Todos recibieron 1 hora semanal de ajedrez durante 11 semanas
 
Se establecieron grupos de 10 niños/as como máximo.
Pero…empecemos por el principio y repasemos de modo sencillo a qué llamamos TDAH.
1. La siglas hacen referencia al Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.
2. Afecta a un 3-5% de niños en el mundo
3. Se produce una menor actividad y reactividad a los estímulos en los lóbulos frontales, gánglios basales y áreas centrales del cerebelo
4. Consecuencia de lo anterior, afecta básicamente a 3 áreas: impulsividad, hiperactividad, inatención.
5. Suelen ser niños muy inteligentes, pero con altos riesgos sociales y de fracaso escolar.

6.   Actualmente, en España se trata bien con fármacos, bien con psicoterapia.

¿Qué hago?
No es mi intención en este blog pisar “terreno resbaladizo”, ni mucho menos sembrar debates en torno a cuestiones que pueden ser polémicas. Me refiero al hecho de que existen corrientes de opinión contrarias a la medicalización en niños diagnosticados con TDAH por sus posibles efectos nocivos. Además, esgrimen los defensores de estas tesis, los medicamentos que se usan varían o están permitidos según qué país y/o ministerio sea el que legisle.
No obstante, yo me quedo con una idea clave que Hilario Blasco expone y defiende en sus tesis:
 ¡el TDAH no es una enfermedad!
Lo que no signica que no haya que tratarlo“, postula el doctor. La tristeza o la depresión no es una enfermedad, pero igualmente se trata y se acude a los profesionales de la salud mental para así evitar seguir estando tristes o deprimidos.
El ajedrez como herramienta terapéutica
Volvamos a nuestro interesantísimo estudio.
El objetivo era saber si el Ajedrez puede constituir una herramienta terapéutica eficaz en niños/as con TDAH, con o sin tratamiento farmacológico.
Las medidas pre y post-entrenamiento que se utilizaron fueron:
  1. La llamada escala SNAP-IV (Swanson 1995)
  2. Y la versión abreviada de la escala CPRS-HI (Conners 1990)
Explico esto de las escalas un poco. Las escalas son una especie de test que se utilizan para medir múltiples variables en los casos de TDAH. Las hay de distintos tipos y pueden estar elaboradas para cumplimentarlas en la familia o incluso en el centro escolar del niño diagnosticado con TDAH. A modo de ejemplo os enlazo con un documento standar con la escala SNAP-IV versión abreviada
Los resultados del estudio fueron muy positivos y concluyentes:
  1. El 95,4% de niños/as completaron el estudio. En los estudios con fármacos o psicoterapias el abandono es muy superior.
  2. No se detectó ningún efecto secundario relacionado directa o indirectamente con el ajedrez.
  3. Más del 80% de los niños/as tuvieron una reducción en las escalas SNAP-IV y CPRS-HI. ¡Sorprendente! En cualquier ensayo clínico se considera que una reducción de un 30% es “significativo”.
  4. Las mejorías se detectan en ambos géneros y parece acentuarse en los chicos/as más inteligentes
  5. Las mejorías se dan tanto en niños con tratamiento como sin él, aunque parecen más acusadas en los casos en los que sí existe tratamiento.
Dejo un enlace que circula por internet (www.ajedrezdeataque.com) sobre los resultados del estudio con toda la información gráfica pormenorizada
Pero cabría preguntarse por qué el ajedrez y no otras disciplinas tienen estos efectos en el tratamiento con niños/as con TDAH. Pues entre las muchas evidencias que parecen dar respuestas a esta pregunta, resaltaré algunas que el propio Hilario Blasco explicaba con meridiana claridad en su ponencia:
“Porque las áreas cerebrales implicadas en el TDAH, por ejemplo el llamado núcleo caudado, son las que más se activan en jugadores de ajedrez (Nakao, Radua et al. 2011; Shook, Brady et al. 2011; Carrey, Bernier et al. 2012)”
Gráfico extraído de la magistral ponencia de Hilario Blasco
Además de que la práctica del ajedrez fomenta y estimula precisamente los déficits del TDAH:
– capacidad de atención
– intranquilidad
– habilidades sociales
– control de los impulsos…
Como colofón os dejo con un resumen del programa Jaque mate al TDAH  que fue emitido en el telediario de Antena 3 a finales de 2012 ver
Bueno gente, os dejo que tengo que salir a dar una vuelta por Mérida.
Ya os contaré…